El ex presidente del FC Barcelona Sandro Rosell ha sido detenido este martes una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional contra el blanqueo de capitales ordenada por la Audiencia Nacional. Los investigadores consideran que el ex mandatario azulgrana forma parte de una presunta red de cobro de comisiones irregulares obtenidas gracias a la venta de los derechos de imagen de la selección brasileña de fútbol. Rosell y el resto de implicados habrían lavado posteriormente los pagos a través de empresas ficticias establecidas en paraísos fiscales. Fuentes de la investigación señalan que podría haber desvíado 15 millones de euros.

Según informa El Mundo, la operación guarda relación con los años en los que Rosell estableció acuerdos empresariales con la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), antes de llegar a la presidencia del Barça. A través de su compañía -Ailanto Marketing- explotó durante años los derechos deportivos de la ‘seleçao’, a través de cuyos partidos amistosos Rosell habría cobrado comisiones que la Audiencia considera irregulares. Para esquivar su detección, el dinero habría sido desviado a fondos opacos.

Entre los implicados en esta supuesta trama de blanqueo estaría el que fuera presidente de la Federación de Fútbol brasileña, Ricardo Teixeira, así como ex directivos del fútbol brasileño y Shahe Ohannessian, persona a la que Rosell vendió la empresa Bonus Sport Marketing poco después de acceder a la presidencia.

También ha sido la mujer del exmandatario azulgrana, Marta Pineda, que a las 8.40 ha abandonado el domicilio en un coche de la Policía para presenciar el registro de otra propiedad familiar en Girona.

En cuanto a Rosell, el registro de su vivienda terminó alrededor de las 18.00 horas, unas diez horas después de que comenzara. Desde ahí, el expresidente del Barça fue trasladado en un vehículo policial a otra de sus propiedades para continuar con más registros.

Rosell se encuentra además imputado por el fichaje de Neymar por el Barça cuando era presidente. La Fiscalía pide cinco años de cárcel para el ex dirigente por presuntos delitos de corrupción en los negocios y de estafa.