Este domingo, el famoso montañista suizo Ueli Steck, de 40 años, se encontraba escalando a pocos metros del monte Nutpse, ubicado, a su vez, a dos kilómetros del Everest, en Nepal, cuando sufrió una aparatosa caída que le ocasionó la muerte, según informó la Federación de Alpinismo de Nepal.

Si bien aún no se tiene totalmente esclarecidas las causas de su muerte, Mingma Sherpa, representante de la empresa que organizó la expedición en la que Ueli participó , el alpinista podría haber resbalado al final de una pendiente helada y caído montaña abajo. “Steck murió tras sufrir una caída a 1000 metros del Campo II del monte Nuptse, una cima menor en la zona”, explicó.

Ueli Steck, también conocido como “la máquina suiza”, era poseedor de varios récords de velocidad y su próxima meta era el escalar el monte Everest por una ruta menos explorada. El día de su muerte se encontraba tratando de aclimatarse a la zona.

El reconocido alpinista en 2012 alcanzó la cumbre del Monte Everest sin oxígeno, y en 2015 subió los 82 picos alpinos, más de 4000 metros en 62 días. En 2009 y 2017 ganó dos Piolet de Oro, el máximo galardón de alpinismo en el mundo.

Durante sus expediciones, Ueli, junto a otro compañero, logró hallar el cuerpo de dos montañistas estadounidenses desaparecidos en el Himalaya.