El insólito truco de los surcoreanos para engañar a Suecia en Rusia

606

La selección de Corea del Sur realizó este domingo la última sesión de entrenamiento previa a su debut en el Mundial de Rusia ante Suecia, intercambiando los números de las camisetas de sus futbolistas para confundir a sus rivales escandinavos.

“Queríamos confundir al equipo sueco. Había llegado a nuestros oídos que había un espía, pero a los occidentales les cuesta distinguir entre los asiáticos y por eso lo hicimos”, dijo en rueda de prensa el seleccionador surcoreano Shin Tae-Yon.

La semana pasada, medios suecos reportaron que mientras el combinado asiático estaba concentrado en Austria, un miembro del cuerpo técnico de la selección escandinava espió a los surcoreanos durante una sesión de entrenamiento a puerta cerrada. Conforme a la información disponible, el espía alquiló una casa cercana al campo de entrenamiento para observar los secretos tácticos de la selección asiática desde el tejado.

“Creo que es perfectamente natural que todos intentemos obtener la mayor información posible”, agregó Tae-Yon. Por su parte, el seleccionador sueco Janne Andersson pidió disculpas. “El miembro de mi equipo técnico pensó que la sesión de entrenamiento era abierta, pero se fue cuando se lo pidieron. Como resultado, la observó desde más lejos. Es muy importante que demostremos respeto por los oponentes, siempre y en todos los sentidos. Si se ha percibido de otra manera, nos disculpamos”, comentó Andersson.

Corea del Sur y Suecia se enfrentan este lunes en Nizhni Nóvgorod, en su debut en el Mundial de Rusia 2018 por el Grupo F.