Estadio Santiago Bernabéu será sede del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores

307

La final de la Libertadores se disputará finalmente en España, después de las sucesivas negativas a que se juegue en El Monumental del River Plate. Según ha podido saber EL ESPAÑOL, todas las partes han llegado a un acuerdo para que el Santiago Bernabéu acoja el partido de vuelta entre los conjuntos porteños, una alegría para los alrededor de 100.000 argentinos que están censados en Madrid.

El partido entre River Plate y Boca Juniors se disputará el día 9 del próximo mes de diciembre a las 20:30, hora española, 15:30 horario argentino. Una fecha libre en el calendario madridista, por lo que el Santiago Bernabéu está disponible para que el superclásico llegue a España.

El Real Madrid, la Delegación de Gobierno, personal de la Policía Nacional y miembros de la Conmebol han estado reunidos esta tarde de jueves en Madrid, según ha podido saber EL ESPAÑOL, para trazar las líneas maestras del plan de seguridad de cara a este partido. La reunión fue previa al anuncio oficial, ahora los servicios de seguridad españoles tienen que comenzar el trabajo para poner en marcha toda la seguridad necesaria para que el encuentro se dispute en el Santiago Bernabéu sin ningún tipo de incidencia.

El papel de la FIFA

La FIFA ha jugado un rol muy importante para que se haya tomado esta decisión. El organismo del fútbol mundial ha sido el principal impulsor para que la final de la Copa Libertadores se disputara en Europa, y más concretamente en Madrid. Finalmente, junto a la Conmebol han conseguido que ambos clubes accedan.

El esperado encuentro fue suspendido hasta en dos ocasiones por los disturbios ocurridos en Buenos Aires. Desde un primer momento, Boca Juniors se negó a jugar en la casa de su eterno rival ya que consideran que se vieron sometidos a una cruzada bien orquestada. Pero los xeneizes habían ido un paso más allá al pedir que se les proclame campeones sin haber disputado el partido de vuelta.

Por su parte, River Plate quería disputar el superclásico en su casa, aunque era la única vía que estaba totalmente descartada. Después de las primeras reacciones, se comenzó a especular con la posibilidad de llevar el partido de los dos grandes del fútbol de Argentina fuera del país sudamericano. Sonaron diversos y muy diferentes lugares de acogida, desde Paraguay a Abu Dhabi.

Finalmente, el Santiago Bernabéu,  que se había convertido en la opción favorita para albergar el esperadísimo encuentro, en el que se decidirá qué equipo sudamericano disputa el próximo Mundial de Clubes, es el escenario elegido, como había adelantado Jugones a primera hora de la tarde.

Precisamente el Real Madrid albergará la final entre los dos equipos argentinos, que serán su gran rival en el torneo que se disputará en diciembre. Todas las partes estaban de acuerdo en que el coliseo blanco es el lugar idóneo para la disputa de este histórico duelo y solo quedaba que en Argentina se cierre el pacto entre clubes e instituciones, algo que se cerró este mismo jueves.

El Santiago Bernabéu, libre de partidos

Los partidos del Real Madrid no han planteado problemas en ningún momento. El conjunto blanco disputa la vuelta de dieciseisavos de la Copa del Rey ante el Melilla el día 6 a las 16:15, y el estadio merengue ya no volvía a abrir sus puertas hasta el día 12, frente al CSKA de Moscú. El partido del Real Madrid en La Liga del 9 de diciembre se juega en Huesca, por lo que no ha habido inconveniente para que el partido entre River y Boca se disputará en el feudo madridista.