Perdonar a Estados Unidos le costó a la Selección de Costa Rica quedarse sin opciones de llegar a la final de la Copa Oro.

Luego de dos intentos malogrados por Marco Ureña, los goles de Jozy Altidore y Clint Dempsey tumbaron a la Tricolor, que mejoró notablemente, mas su rendimiento no alcanzó para quitar del camino a EE. UU.

El equipo casa mostró sus credenciales de peso completo apenas en 15 segundos de juego.

Jordan Morris sacudió el poste derecho de Patrick Pemberton y aquello fue como una declaratoria de intenciones de parte de los locales.

Si bien la Sele respondió en dos minutos con un disparo desviado de David Guzmán, quedó claro que la propuesta de los norteamericanos era dinamitar todo los espacios posibles para tirar abajo el planteamiento de Óscar Ramírez.

Jozy Altidore le robó la espalda a José Salvatierra y resolvió con un toque seguro.

El ariete estadounidense le dio una lección a Ureña de cómo se define una acción dentro del área y castigó a la Tricolor con solo 19 minutos por jugar.

Después, en el 81′, Clint Dempsey cobró de forma impecable un tiro libre y le dio el tiro de gracia al equipo costarricense que, otra vez, regresará al país con las manos vacías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here