El ex boxeador mexicano Julio César Chávez reconoció este lunes que tiene vínculos con narcotraficantes de su país, tras defender al futbolista azteca Rafael Márquez, quien fue vinculado por el Gobierno de Estados Unidos al comercio ilícito de drogas.

En declaraciones a la cadena Bein Sports, Chávez comenzó asegurando que “confío plenamente en él (Márquez), lo conozco personalmente, es buen amigo mío”.

Luego aseguró que “a mí también se me ha involucrado con el narcotráfico porque tengo mucho amigos que son narcotraficantes, pero una cosa es que tenga amigos y otra que haga negocios con ellos”.

La declaración de Chávez llegó porque a Márquez se le acusó de tener fuertes vínculos con el narcotraficante Raúl Flores Hernández, apuntándolo como un socio y por lo cual se le cancelo su visa de manera inmediata.

Además, las cuentas y propiedades del ex futbolista de FC Barcelona en Estados Unidos quedaron congeladas, además de ser bloqueado para hacer cualquier tipo de negocios y transacciones en Estados Unidos.