Exhibición del Liverpool y de su estrella Salah no bastaron para sentenciar la serie ante la Roma

242

Este martes el Liverpool goleó con contundencia 5-2 a una Roma irreconocible por 75 minutos, pero que sobre el final revivió y quedo con una leve posibilidad en una semifinal que parecía totalmente sentenciada.

Mohamed Salah (35′-45′) consiguió dos verdaderas joyas de gol. El brasileño Firmino también selló un doblete (60′-68′) y Sadio Mané (55′) firmaron los cinco tantos del conjunto inglés. Edin Dzeko (80′) y Diego Perotti de penal (84′) descontaron sobre el final.

El miércoles Bayern Múnich y Real Madrid se enfrentan en la otra llave.

La vuelta en el Olímpico de Roma será la próxima semana.

LAS ACCIONES

Son dos clubes históricos, pero hacia mucho tiempo que no tenían tanto protagonismo en Europa. El Liverpool, revitalizado desde la llegada de Jürgen Klopp, se golea en Anfield en semifinales de la Championes League a la AS Roma, la ‘Cenicienta’ de la edición actual. Es el primer partido entre ambos para definir un boleto a la final del 26 de mayo en Kiev.

Sin grandes sorpresas en las alineaciones, Liverpool y Roma saltaron a Anfield sabiendo que estaban ante una ocasión única. El conjunto inglés, espoleado por su gente, salió muy enchufado en los primeros compases y Roberto Firmino dio el primer aviso serio en el minuto 5 con un remate excesivamente cruzado tras un gran pase de Salah.

Tras el susto, la Roma se recompuso y tuvo más el balón. Nainggolan comenzó su despliegue en la medular y su equipo lo notó, provocando un mayor repliegue del rival y permitiendo a los de Di Francesco jugar más en campo contrario. Además, el Liverpool perdió a Oxlade-Chamberlain por lesión al cuarto de hora, perdiendo un poco el ritmo del partido con la salida de un Wijnaldum justo antes de llevarse un buen susto con un zapatazo de Kolarov que Karius desvió con los dedos contra su larguero.

Sin embargo, a la media hora una rápida contra permitió correr a Sadio Mané y ahí el africano demostró su superioridad en carrera para luego fallar un claro uno contra uno frente a Allison Becker. Fue el prólogo de varias ocasiones claras del Liverpool y de un asedio sobre el área romana que en el minuto 36 desembocaría en un golazo por la escuadra de Salah que colocaba el 1-0 en el marcador de Anfield.

Instantes después Lovren pudo doblar la ventaja con un remate de cabeza al larguero, y la Roma desconcertada intentó resistir hasta el descanso… sin éxito. El mago Salah volvió a aparecer en velocidad para recoger un pase en profundidad y picarla suavemente sobre Allison para hacer el 2-0.

La segunda parte se inició con la Roma dispuesta a rebajar el ritmo del choque para recuperar el control, pero los de Jürgen Klopp no estaban por la labor. El equipo inglés cerraba espacios a la perfección hasta llevar a la Roma a una trampa en la que acaba perdiendo el balón ante los tres hombres de arriba del Liverpool. Y así llegó el tercer tanto local obra de Mané tras asistencia de Salah. El rodillo rojo estaba pasando por encima de la Roma.

Anfield enloquecido y el Liverpool desatado. Con el partido cuesta abajo llego el cuarto a la hora de partido. Otra vez el faraón desbordó a su marcador para dar otra asistencia, esta vez para Roberto Firmino. La tormenta roja no tenía fin y Firmino, que olía la sangre, hizo el 5-0 en el minuto 69 con un certero testarazo tras un buen saque de esquina de Milner, máximo asistente de la presente UCL.

Ahí el Liverpool bajó un pistón la intensidad y la Roma lo aprovechó. Cuando el conjunto romano parecía KO sobre la lona de Anfield, apareció Edin Džeko para aprovechar un error de Lovren y recortar distancias con una gran definición en el área pequeña. Un atisbo de esperanza que se hizo más grande cuando un penalti señalado en el minuto 85 fue transformado por Diego Perotti para devolver la esperanza la Roma y dejar el partido de vuelta con mucho interés, sobre todo visto lo que el conjunto de Di Francesco fue capaz de hacer en cuartos ante el Barcelona.