Francia llega a la final con 112 km y tres prórrogas a menos que Croacia

595

Francia jugó el martes; Croacia, el miércoles. Francia resolvió todos sus juegos de muerte súbita en el tiempo regular; Croacia, todos en la prórroga, más los penales contra Dinamarca, en los octavos de final, y Rusia, en los cuartos. La matemática advierte: el domingo en Moscú, la final de la Copa del Mundo tendrá un equipo más desgastado que el otro.

Los franceses tienen ventaja. Además de no enfrentarse a las prórrogas y además de tener un día más de descanso, pudieron descansar a seis titulares en la tercera ronda de la fase de grupos, cuando ya estaban clasificados.

Mientras tanto los croatas han presentado mucho desgaste físico y mental, al tener que encarar prórrogas secuenciales. Sólo en la última, contra Inglaterra, consiguieron evitar los penaltis, gracias al gol de Mandzukic, a los 2 minutos del segundo tiempo del período extra. Además el juego tuvo 5 de alargue extra. El propio delantero, exhausto, se arrastraba en el campo en los instantes finales del partido.

Las prórrogas tuvieron impacto en la distancia recorrida por las dos selecciones que han llegado hasta la final de la Copa. Sumados todos los jugadores en todos los partidos del Mundial, los croatas corrieron 112 km más que su rival. En la primera fase, los franceses habían recorrido 4 km más que los futuros rivales de este domingo.

“Tuvimos tres prórrogas. Es culpa nuestra no haber resuelto los juegos antes. Vamos a estar listos para enfrentar a Francia. Alguien dijo que nos preparamos sólo para la fase de grupos, lo que está mal. Nos preparamos para estar aquí. Francia tiene un día más de descanso, pero eso no es excusa. Vamos a jugar contra Francia como si fuera el primer partido de la Copa. No vamos a dar excusas”, dijo el técnico Zlatko Dalic.

Fuente: Everardo Herrera