Los mega contratos se suceden en la NBA. James Harden acaba de batir de nuevo el récord al extender cuatro temporadas más el que le ligaba a los Houston Rockets. El base percibirá 228 millones de dólares hasta 2023 y supera de esta forma los 201 millones de dólares por cinco años con los que Stephen Curry había establecido un récord en la historia de la NBA al renovar por Golden State Warriors.

Harden, que en agosto cumplirá 28 años, tenía firmados dos años de contrato con los Rockets por un total de 59 millones de dólares, a los que ahora añade los 169 millones por cuatro años más que le ligarán a su actual equipo hasta 2023. A partir de la temporada 2019-2020 percibirá una media de 42 millones de dólares, 37 millones de euros, por temporada.

“Desde que llegó a Houston, James ha demostrado una ética de trabajo increíble, un deseo de ganar y una pasión por ser el mejor que han hecho de él la superestrella más excepcional y talentosa de la historia”, señala el comunicado oficial de Houston Rockets tras haber alcanzado el acuerdo.

Harden, al que Mike D’Antoni convenció para que pasara a ocupar la posición de base, ha sido el líder en asistencias de la temporada, con una media de 11.2, el segundo máximo anotador, con 29.1 puntos, además de 8.1 rebotes. Concluyó en la segunda posición en las votaciones al MVP de la temporada, premio que finalmente recayó en Russell Westbrook.

Los Rockets ficharon recientemente a Chris Paul, base de los Clippers, que la próxima temporada formará junto a Harden en un intento de los Rockets por mejorar al equipo que la pasada temporada concluyó tercero en la temporada regular de la Conferencia Oste, con 55 victorias y 27 derrotas. En los playoffs, tras eliminar a Oklahoma City, perdió en las semifinales del Oeste ante San Antonio Spurs por 4-2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here