Los nefastos antecedentes de Mark Geiger, el árbitro que perjudicó a Colombia ante Inglaterra

194

Mark Geiger comenzó su carrera profesional en 2003 y en tan sólo cuatro años, tras dirigir en la liga de los Estados Unidos (MLS), se convirtió en árbitro FIFA.

Sus buenas actuaciones en su país le permitieron que cuerpos técnicos, jugadores y periodistas votaran por él como el mejor árbitro del país en 2011 y 2014. Pero desde allí comenzaron sus malas actuaciones a nivel internacional.

En los octavos de final de Brasil 2014, el francés Blaise Matuidi fracturó al nigeriano Ogenyi Onazi de una patada y Geiger apenas cobró infracción. El norteamericano consideró que la infracción, que dejó fuera del Mundial al africano, no era meritoria ni siquiera de una tarjeta amarilla.

La patada de Matuidi

Tras ese partido, Obi Mikel, figura de Nigeria, acusó al árbitro de no haber sancionado una agresión que tampoco fue castigada: “Recibí un codazo, y él lo vio y solo le dio una advertencia, ni siquiera una tarjeta amarilla, nada… fue malo”.

“Esta es la primera vez que hablaré sobre el árbitro en mi vida. Él no fue parcial. El árbitro es un ser humano y está destinado a cometer errores, pero muchos errores son cuestionables”, señaló por su parte Stephen Keshi, entrenador de aquel elenco africano.

Pero el partido que condenó a Geiger fue el de la semifinal entre Panamá y México de la Copa de Oro 2015. Aquel encuentro era triunfo para los centroamericanos por 1 a 0, hasta que el estadounidense pitó un penal en favor del “Tri”.

El escándalo de Panamá-México en 2015

Semejante fue su error que los futbolistas panameños amenazaron con retirarse. Finalmente no lo hicieron, México marcó el empate y ganó el partido en el tiempo suplementario gracias a otro polémico penal.

Ese día, Geiger tuvo que ser escoltado por la policía al salir del estadio Georgia Dom de Atlanta, debido a que la parcialidad panameña quería agredirlo.

Tras ese encuentro fue suspendido por seis meses alejado del arbitraje internacional. Luego regresó para las Eliminatorias e incluso dirigió el repechaje entre Nueva Zelanda y Perú.

Este martes, en el duelo entre Colombia e Inglaterra, el árbitro tuvo un puñado de fallos que inclinaron la balanza en favor de los británicos que clasificaron a los cuartos de final de Rusia 2018.