La Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS) dio el visto bueno a una nueva franquicia en Miami, liderada por un grupo de inversión del ex futbolista inglés David Beckham.

Don Garber, comisionado de la MLS, informó de que la junta de gobernadores de ese organismo decidió autorizarle a “finalizar los detalles” y luego “cerrar oficialmente” la concesión al grupo de inversión ‘Miami Beckham United’ (MBU) de una franquicia de expansión de la MLS.

“Creemos que el momento es correcto para que Miami se convierta en una gran ciudad de la MLS”, destacó Garber.

El grupo todavía necesita recibir el visto bueno de parte de la Ciudad de Miami para los cambios de zonificación que les permitirían construir el estadio, y además se encuentra con resistencia de parte de los residentes que viven en el vecindario de Spring Garden adyacente al estadio, por considerar que el mismo lo va a devaluar.

También existe una demanda de parte de Bruce Matheson, dueño inmobiliario en el área y multimillonario, que busca impedir que el condado de Miami-Dade le venda una parcela de tres hectáreas al grupo MBU, que ya fue aprobada por la comisión del condado a principios de junio.

Pero el anuncio de la MLS es una señal clara de que la espera de tres años y medio de Beckham para llevar un equipo de la MLS al Sur de Florida llegará a una conclusión exitosa. El equipo espera debutar en 2020.