El técnico portugués  José Mourinho quiere que sus jugadores estén completamente centrados antes de cada partido. Por eso, según informa Independent, ha anunciado a la plantilla del Manchester United que estará prohibido subir cualquier tipo de foto en Twitter, Facebook, Snapchat o Instagram durante las 48 horas previas a un encuentro, antes de cualquier entrenamiento o en el viaje de autobús al estadio del partido.

El entrenador portugués, en semifinales de la Europa League y en plena pelea por entrar en el Top-4 de la Premier, quiere restringir el flujo informativo que sale de su plantilla, especialmente en el momento cumbre de la temporada.