Portero musulmán halla modo inusual de ‘alimentar’ a compañeros en Ramadán antes del Mundial

740

Los jugadores de la selección de Túnez se están preparando para el Mundial de Rusia 2018 en pleno Ramadán, el mes sagrado de los musulmanes en el que se abstienen de beber y comer antes del atardecer, incluso en días de partido.

Para aguantar los duelos amistosos contra Portugal y Turquía, disputados la semana pasada, el portero tunecino Mouez Hassen habría simulado una lesión, al comienzo del segundo tiempo de ambos partidos, con el fin de que sus compañeros en el campo aprovecharan el parón y acudieran al área técnica a beber agua e ingerir algunos alimentos, informa el diario francés Le Equipe.

En ambos encuentros, la supuesta lesión de Hassen coincidió con la hora oficial de ruptura del ayuno sagrado.

El Ramadán es el mes sagrado de los musulmanes, donde aquellas personas que lo cumplen se abstienen de beber, comer y tener relaciones sexuales desde el alba hasta la puesta del sol. Este año, el Ramadán se celebra entre el 16 de mayo y el 14 de junio.