En el último mercado, París Saint-Germain se armó para tratar de pelear en todos los frentes y ganar, por primera vez en su historia, la máxima comptencia europea. Para ello, sumó a dos cracks como Neymar y Mbappé, procedentes de Barcelona y Mónaco respectivamente.

Este miércoles, por la segunda jornada de la Champions, el elenco de Unai Emery recibió al Bayern Múnich de Carlo Ancelotti en el Parque de los Príncipes. Allí, la fiesta fue completa para los locales, que desde el primer hasta el último minuto dominó el encuentro.

En un abrir y cerrar de ojos, cuando el reloj había llegado al minuto de juego, Neymar fabricó una sensacional jugada por izquierda, encaró hacia el arco y metió un fantástico pase para Dani Alves, que fulminó al arquero Sven Ulreich.

Un rato más tarde, a los 31 minutos, Mbappé ingresó por el carril derecho, frenó y vio pasar a su compañero de ataque Edinson Cavani, que no tuvo más remedio que definir y poner el 2-0.

Pero el show de fútbol no terminó en la primera parte. Es que en la segunda etapa, el joven atacante francés se lució con otra maravillosa asistencia. En esta oportunidad, el pase fue para Neymar, que alcanzó a pellizcar la pelota para estampar el 3-0 en 63 minutos.

Con este resultado, el conjunto francés se ubica primer en el Grupo B de la Champions League, con 6 unidades. ¿Bayern Múnich? Tendrá muchísimo por trabajar, teniendo en cuenta que el papel de hoy fue muy flojo y que casi no tuvo peso en ofensiva. Cabe resaltar que suma 3 puntos al igual que Celtic.