El futbolista Rafael Márquez tendrá que vivir con dinero en efectivo mientras resuelve sus problemas con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El sábado, las autoridades mexicanas congelaron los bienes y cuentas bancarias en México de Márquez, acusado por Estados Unidos de ser testaferro de un importante narcotraficante.

José Luis Nassar Peter, uno de los abogados del futbolista de 38 años, confirmó en entrevista con Grupo Imagen que todos los bienes y cuentas de Márquez en el país habían sido congelados.

No obstante, se mostró confiado en que se logrará probar que las empresas de Márquez en el país latinoamericano no usaron recursos de procedencia ilícita.

“El caso de Rafael Márquez es un tema de procedimiento esencialmente administrativo, y la manera en que lo vamos a defender será en acreditar con toda la documentación, tanto contable como financiera, que en todas y cada una de la empresas en las que Rafael es accionista los recursos provienen de fuentes lícitas”, agregó.

De esta manera, se evitaría una investigación a futuro de carácter penal, señaló, y el deportista podrá volver a hacer uso de sus bienes.