Con goles de Mayoral y Cristiano, Real Madrid venció 2-1 a la Fiorentina y se quedó con el Trofeo Bernabéu.

El segundo gol de los blancos fue na joya del astro portugués.

Los de Zidane, con muchos suplentes, fueron superiores también en la segunda mitad y aguantaron el resultado sin problemas.