El Real Madrid corrigió el errático rumbo que había tomado en el inicio de la Liga con un triunfo incontestable ante la Real Sociedad (1-3) en Anoeta, donde Borja Mayoral firmó su primer gol en partido oficial con el equipo blanco y Gareth Bale volvió a dar señales de vida con el tanto que cerró el encuentro.

El equipo madridista, con bajas importantes en su once inicial, salió a Anoeta a siete puntos de diferencia del Barcelona y la Real especuló con esa circunstancia. Le entregó el mando del encuentro a su rival con la esperanza de batirle en alguna contra.

Mayoral fue el encargado de inaugurar el marcador en el minuto 19′. En el minuto 28′ Kevin Rodríguez igualó el partido, para luego volver a poner arriba a los de Zidane con un autogol en el minuto 35. Bale selló la victoria en el minuto 60.