El futuro de Neymar parece cerca de resolverse. El brasileño acudió a la Ciutat Esportiva Joan Gamper para despedirse de sus compañeros y el Barça anunció que le ha dado permiso para resolver su situación, que todo apunta que acabará en el París Saint-Germain.

Ante esta situación, los operarios de el Corte Inglés de Portal del Àngel han retirado una gran lona publicitaria con el rostro del brasileño, confirmando que Neymar tiene los días contados en Barcelona.

Neymar, que también se ha reunido con los directivos del club azulgrana en las oficinas del Camp Nou, está previsto que viaje el viernes a París para oficializar su traspaso por el PSG, que se presume como el más caro de la historia. Sin embargo, falta por ver como será el acuerdo entre el Barça y el conjunto francés, ya que LaLiga, por mediación de su presidente Javier Tebas, ya ha manifestado que no aceptará el pago del PSG de la cláusula de 222 millones de euros, ya que estaría infringiendo las normas del ‘Fair Play Financiero’ de la UEFA.