El ex futbolista Romario y hoy día una persona inmersa en la política, perdió un recurso ante la Justicia en el que pedía a Dunga, excompañero en la selección brasileña de futbol campeona en el Mundial de 1994, una indemnización de unos 156,000 dólares por daños morales.

El Tribunal de Justicia de Brasilia consideró improcedente la acción interpuesta por el ahora senador contra el exseleccionador de la Canarinha en una batalla judicial que comenzó en 2015.

En 2015 Romario criticó el trabajo de Dunga al frente del combinado sudamericano y afirmó que había intereses escondidos en sus convocatorias.

“Dunga es mi amigo, pero no es su hora. Ya no convoca a los mejores, hay intereses por detrás”, declaró el ahora político.

El entonces seleccionador acudió a la Comisión de Ética y Decoro Parlamentario del Senado para alegar que estaba siendo objeto de ofensas por parte de Romario.

En respuesta, el exgoleador brasileño entró con una acción en la Justicia Civil para reprobar el procedimiento adoptado por Dunga y en la que pidió unos 156.000 dólares por daños morales.

La sentencia en primera instancia fue favorable a Dunga, dictamen que posteriormente fue ratificado por otra sala, la cual obligó además a Romario pagar unos 17.370 dólares en concepto de costos procesales y honorarios.