La Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) de la Madre Patria, que se ha reunido este martes, ha decidido inhabilitar a Ángel María Villar por un año como presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) tras el expediente abierto por el Tribunal Arbitral del Deporte (TAD).

También suspende cautelarmente al vicepresidente económico, Juan Padrón, detenido en la operación Soule junto a Villar. Ambos fueron arrestados hace siete días y son investigados por presuntos malos manejos de las finanzas del ente rector del fútbol español.

El lunes de esta semana, el TAD acordó la apertura de expediente disciplinario a Villar, trámite imprescindible para que el CSD pudiera proceder a la suspensión cautelar del dirigente.

El caso de la RFEF centró la reunión de la Comisión Directiva del CSD, que ha hecho efectiva la competencia que tiene para “suspender, motivadamente y de forma cautelar y provisional, al presidente y demás miembros de los órganos de gobierno y control de las federaciones deportivas españolas y ligas profesionales”.

La reunión de la Comisión Directiva del CSD comenzó con el presidente del CSD, José Ramón Lete, y el de La Liga, Javier Tebas. Está presidida por Lete y tiene al director general de Deportes, Jaime González Castaño, como vicepresidenteEl subdirector general de Régimen Jurídico del CSD, Ramón Barba, ejerce como secretario.