Televisa de México es investigada por corrupción con la FIFA

209

El periódico estadounidense The New York Times publicó que Alejandro Burzaco, un empresario argentino que se declaró culpable de sobornar dirigentes de la FIFA, ayudó al grupo Mountrigi Management, una filial de Televisa en Suiza, a obtener exclusividad en los Mundiales de Futbol hasta el año 2030.

El artículo llamado “¿Cómo una pequeña empresa garantizó en silencio los valiosos derechos televisivos de la Copa del Mundo?” explica que Mountrigi Management pagó 190 millones de dólares para las Copas Mundiales del 2018 y 2022, de acuerdo con Frannk Dunne, un editor de la industria de TV Sports Markets.

Esta empresa silenciosamente obtuvo derechos exclusivos de la Copa del Mundo en gran parte en el continente Americano, donde el futbol tiene una “noción religiosa”, desde México hasta Argentina con contratos fechados hasta el 2030.

“El año pasado, Burzaco se declaró culpable de sobornar a funcionarios de fútbol para que  la compañía que dirigía obtuviera los derechos de los mayores torneos regionales. La compañía, Torneos y Competencias, también se declaró culpable, y aceptó pagar $ 112.8 millones para resolver el caso”, escribe NYT.

En los documentos judiciales relacionados a su declaración de culpabilidad, los fiscales dijeron que una importante compañía de América Latina había ayudado a pagar millones en sobornos para obtener derechos de transmisión en los próximos cuatro mundiales.

“A Mountrigi, la filial de Televisa, se le otorgaron esos derechos y de inmediato se los vendió a Burzaco”, señala.

Burzaco canalizó millones en sobornos con Julio Grondona, responsable del comité de finanzas de la FIFA y uno de sus líderes más poderosos hasta su muerte, señala el diario.

Televisa dijo el año pasado que sus ni sus empleados ni los Mountrigi habían “pagado sobornos sobornos a funcionarios de la FIFA relacionados con la adquisición de derechos”.

Ambas empresas, Mountrigi y Televisa, se negaron a dar algún comentario al NYT.