El defensor colombiano Yerry Mina será el primer colombiano que se vista como jugador de Barcelona. Así lo aseguran medios españoles, que señalan que el club catalán hizo uso de la opción preferencial para el fichaje del central cafetero luego de los problemas defensivos que evidenció el equipo en la derrota ante Real Madrid en la Supercopa de España.

El valor de la compra del colombiano fue de 9 millones de euros, según publica el diario catalán Sport, pero su llegada a la plantilla blaugrana será en enero, por lo que Mina continuará recuperándose de una lesión en el pie en las filas del Palmeiras de Brasil.

Sin embargo, añade Sport, Barcelona contempla dos opciones. La primera es que Yerry Mina se sume al equipo en enero, durante la apertura del mercado de invierno, y la otra es que permanezca cedido en Brasil hasta el final de la temporada y se vincule al club español en julio de 2018.

El nacido en Guachené (Cauca) hace 22 años ya se operó y su retorno a las canchas tardaría cerca de tres meses. En noviembre volvería a competencia  por lo que podría perderse lo que queda de las eliminatorias a Rusia 2018 con la Selección Colombia.

Mina estaba en la mira del Barcelona desde el año pasado cuando se consagró como uno de los mejores jugadores del continente en el ‘Verdão’. El defensor de 1,95 metros de altura estuvo en el once ideal de América elegido por el diario El País de Uruguay.

Además fue galardonado como el mejor defensor de la liga brasileña en 2016 en la que se consagró campeón. Además estuvo en el once ideal y fue el mejor defensa del campeonato Paulista y de la fase de grupos de la Copa Libertadores 2017.

Cuando recibió el llamado de José Pékerman tampoco desentonó y desde su incursión en el equipo nacional se ganó la titular. Con la Selección pisó fuerte con un golazo en el partido contra Uruguay en Barranquilla con el que se salvó a Colombia de la derrota, el juego terminó igualado a dos tantos.

Y es que Mina no solo cumple con su labor defensiva sino que también es una amenaza en ataque. En las áreas rivales es muy oportuno y gracias a su imponente físico es una pesadilla para quienes deben neutralizarlo en el juego aéreo.

Razones de sobra para que el equipo blaugrana hiciera efectivo su preacuerdo por el defensor central puesto que desde el retiro de Carles Puyol no tiene una defensa sólida y en la actualidad Gerard Pique y Samuel Umtiti no generan confianza en los aficionados culé.

Mina llegaría al Barça con un contrato por cinco años, que es el máximo tiempo permitido por la FIFA. Sería el primer colombiano en vestir la divisa azul y grana.