El astro del fútbol mundial, el brasileño Ronaldinho, maravilló con su fútbol a la afición de Honduras en la tarde de este domingo.

El brasileño jugó el partido por la paz un tiempo vistiendo la camisa del Motagua y el otro con la del Real España.

Centenares de aficionados llegaron al Estadio Nacional de Tegucigalpa desde tempranas horas para ver y corear el nombre del exjugador de Barcelona en acción.

Ronaldinho jugó los primeros 45 con el Motagua que aprovechó para darle una despedida al exjugador e ídolo de los azules, Amado “El Lobo” Guevara quien salió del campo al minuto 41 en medio de ovaciones y aplausos.

El primer gol del partido lo hizo Nicolás Cardozo del Real España tras pase de Ronaldinho. Tras el gol, todos los aficionados en el estadio Nacional celebraron la anotación y los jugadores de la máquina se llevaron al astro brasileño en hombros.

Más tarde Wilfredo Barahona le dio un pase a Ronaldinho que desbordó por el medio campo para asistir a Ángel Tejeda quien cruzó el disparo para vencer al guardameta Marlon Licona para poner cifras definitivas de dos goles por cero.

Cardozo salió del campo y le dio el brazalete de capitán a Ronaldinho que por pocos minutos fue capitán del Real España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here