Los periodistas deportivos Jimy Barahona y Orlando Ponce Morazán, casi se van a los golpes ayer previo al partido entre los equipos Real España y Motagua.

El incidente ocurrió en las afueras del estadio Morazán en San Pedro Sula, al norte de Honduras.

Ponce incluso llegó a amenazar e insultar al comunicador de Canal 6.

El problema entre ellos surgió a finales del año pasado cuando Barahona hizo pública una deuda de Ponce a través de las redes sociales.