Alavés sorprende al Celta y será el rival del Barcelona en la final de la Copa del Rey

El Alavés se ha clasificado para la primera final de su historia en la Copa, en la que se enfrentará al Barcelona, tras imponerse al Celta por 1-0 en el partido de vuelta de las semifinales en el estadio de Mendizorrotza, gracias a un gol de Edgar Méndez en el minuto 82.

El próximo 27 de mayo, en Madrid, espera en la final el Barcelona, pero eso ya es otra historia. El rravo equipo albiazul logró la clasificación tras 180 minutos de máxima igualdad.

El encuentro comenzó con rachas de dominio de ambos conjuntos. Salió en tromba el Alavés al abrigo de su incansable afición, que no paró de animar durante todo el encuentro; pero pronto el Celta se adueñó del balón para tratar de dormir el partido tocando y tocando, buscando con calma llegar a la portería local. El conjunto babazorro, en cambio, apelaba a la garra para robar rápido y pegar dentelladas en forma de balones largos y contras.

Ibai Gómez y Iago Aspas tomaron el protagonismo ofensivo. Tuvo su primera ocasión el equipo de Pellegrino en el minuto cinco cuando el de Santutxu, tras una bonita jugada por la izquierda, centró raso al área para que despejara la defensa celtiña con Toquero en inmejorable posición en boca de gol.

Pacheco y el larguero

A partir de ahí, el Celta tomó más la iniciativa y, en el once, Iago Aspas capturó un balón en el área chica tras un centro al área que no pudo despejar la defensa albiazul. El gallego tocó con picardía pero Fernando Pacheco, una vez más, salvó a su equipo con una espectacular mano que desvió a córner un balón con sello de gol.

Respondió de nuevo Ibai Gómez en el 19, con una preciosa falta directa que rozó el larguero. Su lanzamiento de rosca con la diestra, para enmarcar. En el 25, el de Santutxu, sólo en la frontal, remató muy mal tras otra buena jugada albiazul por la derecha.

En el 26 le tocó el turno a Iago Aspas, que robó un balón a la defensa y su intento de vaselina para sorprender al portero se marchó fuera por muy poquito. En el 29, otra vez el vasco, que se revolvió muy bien en el área; pero su peligroso disparo fue desviado a corner por un defensa. En definitiva, una primera mitad de mucho desgaste marcada por el equilibrio.

Achuchó el Alavés en el arranque de la segunda parte; creando peligro sobre todo a balón parado. En el 58, tras varios rechaces en un saque de esquina, Laguardia consiguió rematar, pero la defensa desvió de nuevo a corner. En el saque de esquina, Ibai Gómez estuvo a punto de sorprender a Sergio al intentar un gol olímpico.

Pero el Celta no se arrugó y, en el 61, respondió con contundencia cuando, en inmejorable posición, Daniel Wass disparó rozando al poste tras un contragolpe que nació de un saque muy largo de su portero.

Se enloqueció el encuentro y, en el 64, Ibai Gómez disparó con mucha fuerza e intención desde la frontal, pero Sergio se lució en una muy buena parada. En el 66, Deyverson remató a las nubes tras pase de Camarasa en otra contra precedida de un robo de balón. Fueron treinta minutos de dominio albiazul, pero el gol no llegaba.

Enfrente, el cuadro gallego golpeaba menos, pero también acariciaba el gol. En el 76, Fernando Pacheco blocó muy bien colocado un peligroso cabezazo de Daniel Wass a centro de Hugo Mallo.

Providencial Edgar

Movió el banquillo Pellegrino en el minuto 77. La Diosa Fortuna le guió en esta ocasión. Introdujo a Edgar Méndez y el canario, cuatro minutos más tarde, en el 81, marcó ante la salida de Sergio en una maravillosa jugada. El máximo goleador albiazul en la Copa ponía al Alavés al borde de la final.

Pellegrino introdujo entonces a Vigaray por Ibai Gómez para sujetar mejor la banda derecha. Con el 1-0, el Celta se volcó en el tramo final, pero el Alavés se defendió con sumo orden. Hasta Sergio Álvarez, el portero, subió al remate en los últimos instantes, pero ni por esas. Fernando Pacheco ha conseguido mantener su portería a cero durante los 180 minutos de esta eliminatoria. Sus paradas han resultado decisivas. Ojalá lo sean también en la gran final.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here