Bonucci casi se da de golpes con el técnico Allegri en la Juventus

183

El técnico Massimiliano Allegri tuvo una polémica con el futbolista Leonardo Bonucci en un capítulo que el entrenador de la Juventus ha asegurado esta mañana, en rueda de prensa, que “ya está cerrado” porque el internacional italiano “pidió perdón”.

Además, Allegri explicó que el defensa, que estaba tan molesto por su no convocatoria en el partido de Champions League ante el Porto que se rumoreó que podría dejar la disciplina del club turinés, “ya está a disposición”, por lo que podría volver a jugar ante el Empoli este sábado.

Para entender la decisión del técnico de la ‘Vecchia Signora’ hay que dar un paso atrás, hasta la última jornada del Calcio.

La Juve iba ganando 3-0 al Palermo y Bonucci pidió al técnico el cambio de Claudio Marchisio que, a juicio del jugador, estaba muy cansado. Las cámaras de televisión cazaron la respuesta de Allegri, que contestó de mala manera al central: “Cállate y juega” y algunas otras palabras subidas de tono, como ‘testa di cazzo’ o ‘vaffanculo’, insultos más o menos extendidos en Italia.

Bonucci encajó las palabras del técnico, pero tras el pitido final corrió al vestuario sin celebrar el triunfo para (según la reconstrucción de ‘La Gazzetta’) pedir explicaciones a su entrenado, con el que acabó encarándose. Acto seguido, los dos debieron ser apartados para no llegar a las manos.

Una disputa que continuó durante los días siguientes: Allegri quería un castigo ejemplar para el jugador e incluso amenazó con dimitir si no le permitían dejarle fuera de la convocatoria por el partido de Champions en Oporto. 

Circunstancias que el técnico no confirmó ni desmintió en la rueda de prensa de previa al partido de este sábado con el Empoli.Con este supuesto ultimátum, la directiva de la Juventus no tuvo otra opción. Además, así se demuestra la tensión del vestuario de los ‘bianconeri’. Desde el comienzo de la temporada, Bonucci es el sexto jugador con el que Allegri ha tenido públicamente problemas. Hace menos de un mes, la joya Dybala entró en polémica con el entrenador tras ser sustituido con el Sassuolo.

Lo mismo ocurrió con Lichtsteiner ante el Inter y también con Khedira, que lanzó un botellín de agua y sus botas al entrar en el banquillo en el partido con el Empoli. Tampoco Mandzukic aceptó el cambio durante el derbi de Turín y Cuadrado incluso dejó la concentración previa al Cagliari tras no jugar los primeros partidos de la temporada. Oficialmente fue por razones familiares, pero volvió a juntarse con el resto de la plantilla el día siguiente, la misma mañana del partido, y no obstante quedó fuera de la convocatoria.

Las relaciones entre el técnico y la plantilla ‘bianconeri’ evidentemente no parecen tan buenas, pero en el vestuario vale un tácito acuerdo: aguantar al menos hasta final de la temporada. La Juventus puede establecer el récord de Scudetti consecutivos (ningún equipo ha encadenado 6) y de Coppa Italia (3 sería otro récord). Pero, sobretodo, la ‘Vecchia Signora’ sigue soñando con la Champions a la que estuvo muy cerca hace dos años. Y los títulos siempre son el mejor remedio para cualquier problema.

Fuente: Mundo Deportivo – Marca