En una noche que comenzó con un emotivo homenaje a los tres sobrevivientes de la tragedia aérea ocurrida el 28 de noviembre y que acabó con la vida de 71 personas, el Chapecoense se impuso por 2 a 1 ante Atlético Nacional en la primera final de la Recopa Sudamericana.

La primera emoción del partido llegó a los 24 minutos. Arthur encaró de izquierda a derecha y asistió al lateral Joao Pedro quien remató cruzado, pero antes de llegar a portería, el balón pegó en la mano de Daniel Bocanegra y el árbitro cobró penal. Reinaldo se hizo cargo de la ejecución y la cambió por gol para el delirio de la afición local.

El tanto despertó al conjunto visitante, pero más allá de alguna jugada aislada le costó romper la línea defensiva que planteó el equipo de Vágner Mancini, por lo que la primera parte finalizó 1 a 0.

Ya en el segundo tiempo y cuando los locales parecían ester cerca del segundo tanto, apareció Macnelly Torres. El volante colombiano capturó un rebote en la puerta del área, amagó hacer un pase a la derecha, pero sacó un zurdazo formidable que se coló en el ángulo para igualar las acciones.

Ese gol significó un golpe anímico para Chapecoense que se replegó en el terreno de juego y le dio espacio a Atlético Nacional, que comenzó a crecer en juego y a generar situaciones. Pero a los 30 minutos, Luiz Otavio saltó más que el resto en un córner ejecutado por Reinaldo y puso el 2 a 1 para el elenco local.

Sobre el final, los brasileños pudieron haber marcado un gol más, pero la falta de eficacia en ataque hizo que se debieran conformar con el 2 a 1. La revancha será el 10 de mayo en Medellín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here