Desconfianza de una mujer hacia su marido provoca una operación antiterrorista a gran escala

Una mujer desconfiada de Leeds (Yorkshire del Oeste, Reino Unido) ha provocado una operación antiterrorista innecesaria. Esta persona introdujo un dispositivo de seguimiento en el coche de su marido quien, cuando lo encontró, lo confundió con una bomba y avisó a las autoridades.

El hombre, cuyo nombre no se ha revelado, había sido miembro del Ejército y la Policía consideró que su pasado militar lo podía convertir en un blanco para los terroristas, por lo que puso en marcha sus procedimientos de emergencia de gran alcance.

La operación fue de tal magnitud que los especialistas acordonaron la zona y ordenaron realizar una evacuación de las viviendas próximas al auto. Además, dieron los primeros pasos para el traslado y recepción de evacuados, que afectaban a las escuelas locales.

Sin embargo, cuando el escuadrón antibombas recibió las fotos del objeto sospechoso por parte de los agentes desplazados al lugar se dieron cuenta de que que se trataba de un dispositivo GPS y suspendió la operación.

Una hora después, la esposa del supuesto objetivo terrorista admitió que había colocado un rastreador en el coche de su marido por motivos «desconocidos».