Deserción escolar toca puertas del sistema educativo privado