Donald Trump, primer presidente de Estados Unidos en visitar el Muro de las Lamentaciones

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió en Tel Aviv que hay oportunidad de alcanzar la paz en Oriente Medio y, posteriormente, desde Jerusalén, aseguró que «EE. UU. e Israel pueden afirmar con una sola voz que Irán jamás debe ser autorizado a poseer un arma nuclear, nunca, y debe cesar la financiación, el entrenamiento y el equipamiento mortíferos de terroristas y milicias».

«Estamos ante una poco común oportunidad para traer la seguridad y la estabilidad a la región. Para crear armonía, prosperidad y paz», señaló Trump, durante la ceremonia de bienvenida a su llegada al aeropuerto de Ben Gurión.

De acuerdo con la Agencia EFE, el mandatario estadounidense indicó que Israel es «una tierra rica en historia» y que «ha construido una de las grandes civilizaciones del mundo, una nación próspera» y comprometida con que nunca se repita «el horror del último siglo», en referencia al Holocausto.

Trump, que fue recibido por su homólogo israelí, Reuvén Rivlin, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, señaló que es necesario lograr «un futuro en que los vecinos de la región estén en paz, y los niños «crezcan libres de terrorismo y violencia».

Sobre su viaje a Arabia Saudí, el jefe de Estado norteamericano señaló que encontró «nuevos motivos para la paz» y alianzas para la lucha «contra el terrorismo y la ideología del mal» entre los líderes del mundo árabe y musulmán.

Trump agradeció el compromiso de Israel para alcanzar la paz entre Israel y Palestina y resaltó que se siente “honrado de estar en el gran Estado de Israel, el hogar del pueblo judío».

«He venido a esta tierra antigua para reafirmar la duradera amistad entre Estados Unidos y el estado de Israel. No solo somos antiguos amigos, somos grandes aliados y socios» puntualizó.