EE.UU. podría devolver a Japón una base militar en Okinawa a principios de 2017

El comandante del Cuerpo de Marines de EE.UU. en Okinawa, teniente general Lawrence D. Nicholson, se ha pronunciado sobre la posibilidad de devolver a Japón 10.000 acres (40,5 kilómetros cuadrados) de terreno que forman parte de un campo de entrenamiento de los militares estadounidenses, conocido como Camp Gonsalves.

«Recientemente hubo discusiones al respecto y esperamos que en la segunda mitad de este año se tomen algunos pasos», ha comentado el teniente general. «Sería la mayor devolución territorial desde 1972», añadió y mencionó que el hecho podría tener lugar en enero del año que viene.