Egipto atacó al Estado Isámico en Libia por decapitación masiva

Aviones de combate de Egipto lanzaron ataques aéreos contra objetivos del grupo Estado Islámico en Libia el lunes, horas después de que la milicia extremista publicase un video que mostraba la brutal decapitación de 21 cristianos coptos egipcios a los que tuvo como rehenes durante semanas.

Un portavoz de las fuerzas armadas anunció los ataques en la radio estatal, en la primera vez que Egipto reconoce públicamente acciones militares en la vecina Libia, donde grupos extremistas considerados una amenaza para las dos naciones se han aprovechado del caos generado tras el levantamiento del 2011 contra el dictador Muamar Gadafi.

El comunicado dijo que aviones egipcios atacaron depósitos de armas y campos de entrenamiento antes de regresar al país sin problemas. Explicó que los «intensos ataques» buscaban «vengar el derramamiento de sangre y buscar venganza contra los asesinos».

«Que tanto los que están lejos como los que están cerca sepan que los egipcios tienen un escudo que les protege a ellos y a la seguridad del país y una espada que amputa el terrorismo y el extremismo», añadió la nota.

Egipto está luchando contra una creciente insurgencia islamista centrada en el estratégica península del Sinaí, donde grupos han declarado recientemente su lealtad al Estado Islámico y dependen en gran medida de las armas de contrabando que llegan a través de la frontera entre Egipto y Libia.

Los ataques llegan justo un mes antes de que Egipto celebre una importante conferencia de donantes en un centro turístico del Sinaí para atraer la inversión extranjera necesaria para revivir la economía nacional tras más de cuatro años de agitación.

MURIERON 50 INSURGENTES

El comandante de la fuerza aérea de Libia, Saqr al Jorushi, dijo a la televisión estatal egipcia que los ataques aéreos estuvieron coordinados con el ejército libio y en ellos murieron unos 50 insurgentes.

Por otra parte, un funcionario libio de seguridad contactado por teléfono por Associated Press dijo que las aeronaves egipcias alcanzaron posiciones del Estado Islámico en la ciudad oriental de Darna, un bastión extremista que fue tomado por un grupo afiliado a la milicia radical el año pasado.

Dos fuentes de seguridad libias dijeron que civiles, entre ellos tres niños y dos mujeres, murieron en los ataques. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar con los medios.

Por su parte, la fuerza aérea libia dijo que realizó ataques en Darna, sin proporcionar más detalles.

El video que parecer mostrar la decapitación masiva de rehenes cristianos coptos fue dado a conocer el domingo la noche por extremistas en Libia que alegan lealtad al Estado Islámico.

Las ejecuciones aumentaron la posibilidad de que el grupo Estado Islámico, que controla aproximadamente una tercera parte de Siria e Iraq en un autoproclamado califato, cuenta con un afiliado directo a menos de 800 kilómetros (500 millas) del extremo sur de Italia.

Uno de los radicales que aparece en la grabación hace una referencia directa a esa posibilidad, diciendo que el grupo planea ahora «conquistar Roma».

La milicia radical retiene a 21 trabajadores cristianos coptos egipcios tomados como rehenes en la ciudad libia de Sirte en diciembre y enero. En la grabación no queda claro si todos fueron ejecutados.

Se trata de uno de los primeros videos de decapitación de una filial del Estado Islámico en ser grabados fuera del territorio central del grupo en Siria e Iraq y empleo las sofisticadas técnicas empleadas en grabaciones anteriores de la milicia.

Libia ha vivido en los últimos meses los peores disturbios desde el levantamiento del 2011 que derrocó y mató al dictador Muamar Gadafi, lo que complicará cualquier esfuerzo para combatir a los principales grupos extremistas islámicos en el país.

El gobierno nacional reconocido internacionalmente ha sido confinado al extremo oriental del país desde que milicias islámicas aliadas tomaron la capital, Trípoli, el año pasado, y políticos islamistas reconstruyeron el anterior gobierno y paramento.

Egipto respaldó enérgicamente el gobierno reconocido en el extranjero, y funcionarios de Estados Unidos dijeron que tanto El Cairo como Emiratos Árabes Unidos han participado en una serie de misteriosos ataques aéreos contra fuerzas aliadas islámicas.

El gobierno egipcio declaró un período de duelo de siete días y el presidente Abdul Fatá El Sisi ofreció un mensaje al país el domingo por la noche en que se comprometió a combatir el terrorismo.

«Estas acciones cobardes no minarán nuestra determinación», declaró El Sisi, que también prohibió que ciudadanos nacionales viajen a Libia. «Egipto y el mundo entero se encuentra en una feroz batalla contra grupos extremistas que traen consigo una ideología extremista y comparten los mismos objetivos».

Asimismo, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas «condenó enérgicamente el atroz y cobarde aparente asesinato en Libia de 21 egipcios cristianos coptos por un afiliado del Estado Islámico de Iraq y el Levante».