El alcohol está vinculado a siete tipos de cáncer

Un informe publicado hoy revela que la ingesta de alcohol produce siete tipos diferentes de cáncer y que los supuestos beneficios son «irrelevantes». El estudio fue publicado en la revista Addiction, y fue realizado por Jennie Connor, de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda.

Basado en evidencia empírica, la reseña recogió datos durante diez años de diferentes instituciones como la Fundación Mundial de Investigación del Cáncer, el Instituno Americano para la Investigación del Cáncer, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer y el Grupo Global de Alcoholismo, entre otros aportes médicos.

Según la investigadora el alcohol causó medio millón de muertes sólo en 2012, un 5.8 por ciento de las muertes por cáncer alrededor del mundo. El informe indica que si bien el grupo en mayor riesgo es aquel que consume grandes volúmenes, también están en peligro quienes beben en niveles más bajos.

Los tipos de cáncer que se relacionan con la bebida son: boca, garganta, laringe, esófago, hígado, colon, intestino y mama. Connor indicó que existe «gran evidencia de que el alcohol produce cáncer en siete lugares, y probablemente en otros». Según la autora del estudio no existe un nivel de consumo seguro, dado que los riesgos se reducen considerablemente cuando un paciente abandona el hábito.

Además, la extendida creencia por el cual beber cerveza o vino de forma moderada mejoraría el comportamiento cardíaco fue descartado por Connor. La científica asegura que «es irrelevante en comparación con el creciente peligro ante la gama de cáncer».

El informe confeccionado por la investigadora se conoce meses después de que en el Reino Unido se estableciera de manera oficial que el consumo regular de alcohol conlleva riesgos para la salud. Entre las recomendaciones, sobresalía que los hombres debían ingerir un máximo de 14 unidades de alcohol, en lugar de las 21 que antes se permitían.