«El Chapo» Guzmán consigue frenar su extradición a Estados Unidos

Joaquín El Chapo Guzmán, uno de los líderes del poderoso cartel de Sinaloa, ha tensado en las últimas semanas el pulso que tiene con la justicia mexicana.

La defensa del narcotraficante capturado en febrero de 2014 por el Gobierno ha comenzado a mover sus fichas para evitar que sea extraditado a Estados Unidos. En una semana han obtenido dos amparos que frenan, por el momento, su traslado al norte para ser enjuiciado por diversos delitos en cortes federales.

El juez décimo en materia penal del Distrito Federal admitió el juicio promovido por la defensa del narcotraficante para que la situación jurídica de Guzmán permanezca, por el momento, sin cambio alguno. El martes pasado sus abogados presentaron un recurso similar ante el juez decimosexto de distrito en materia administrativa de la capital del país, que también concedió la suspensión al líder del cartel de Sinaloa.

Las acciones de la defensa han obligado al Gobierno mexicano a revelar sus cartas. El juez ha solicitado a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) y a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), encargados de materializar la extradición del capo, que informen en un plazo no mayor a 15 días de si se ha iniciado algún trámite que tenga como finalidad trasladar al prisionero del penal del Altiplano a otro centro penitenciario.