El discreto Lionel Messi celebra la ‘boda del siglo’ en Rosario con Antonella

Al ritmo de la cumbia pop, gastronomía argentina y abundante seguridad, el crack Lionel Messi invitó a Rosario al círculo que más quiere para festejar el casamiento con su novia de juventud Antonella Roccuzzo, madre de sus hijos y compañera de sus logros en Barcelona.

“Es la boda del siglo” en Rosario, definen los presentadores de radios y televisión de esta ciudad portuaria a 300 km al norte de Buenos Aires, adonde están llegando desde el jueves ídolos del FC Barcelona comoCarles Puyol y Luis Suárez, y su gran amigo Cesc Fabregas.

Bajo estrictas medidas de seguridad, los invitados han llegado en jets privados antes de ser trasladados en autos negros y vidrios ahumados por los 21 km que separan el aeropuerto Islas Malvinas con el complejo de hotel y casino City Center donde se están alojando.

En ese lugar lujoso, rodeado de los asentamientos más pobres y peligrosos de Rosario, Lionel y Antonella se dirán el “Sí, quiero” en una ceremonia civil el viernes desde las 19H00 (22H00 GMT).

Luego festejarán con 260 invitados y habrá 157 periodistas acreditados para cubrir los pormenores del casamiento que “es un evento estrictamente privado”, advierten en todos los comunicados los organizadores.