“El estado hondureño puede ser demandado si continua la degradación a los derechos humanos” Roberto Herrera 

101

los términos procesales se cumplen y si las atenciones a la salud y al buen trato a las personas que son sometidas en la judicialización, se respetan.

El Defensor del Pueblo dijo estar de acuerdo con llevar a cabo un combate efectivo contra la corrupción y la impunidad en el país, sin embargo, que no se pueden menoscabar los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas.

“Como Defensor del Pueblo pido a las autoridades correspondientes recapacitar porque no se pueden estar ordenando indiscriminadamente detenciones de personas”.

Declaró que la detención es una medida privativa de la libertad que es uno de los bienes más preciados del ser humano.

Si se va a privar de la libertad a alguien, es porque se tienen suficientes elementos para decir que existe una idoneidad de las medidas, porque esas personas se van a fugar o van a obstaculizar el proceso, pero todo eso no está ocurriendo.

El Defensor del Pueblo considera que cuando se violenta el principio de presunción de inocencia se crea una inestabilidad jurídica total en el país.