El ex presidente peruano Alan García se dispara en la cabeza cuando iba a ser detenido

El ex presidente peruano Alan García se disparó este miércoles en la cabeza en su domicilio de Lima cuando iba a ser detenido por orden de la Justicia por supuestos delitos de corrupción vinculados al caso Odebrecht, según medios peruanos.

En medio de una gran confusión, el ex mandatario (1985-1990 y 2006-2011) fue ingresado en el hospital Casimiro Ulloade Lima, a donde fue trasladado por la policía.

Testigos consultados por la televisión peruana indicaron que García entró cubierto por una manta roja y, poco después, su hijo ingresó rápidamente en el hospital. Según su abogado, Erasmo Reyna, está siendo operado. “La situación es muy grave”, señaló la ministra de Salud, Zulema Tomás, en una rueda de prensa tras indicar que García está siendo intervenido y ha sido reanimado tras sufrir tres paros cardiorrespiratorios en la sala de operaciones.

Agentes de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad acudieron este miércoles a la vivienda del ex mandatario en Miraflores para cumplir la orden de arresto que pesaba sobre él. Las fuentes citadas por RPP han indicado que los agentes se lo encontraron ya herido.

García está siendo investigado por presuntos sobornos en la construcción de un tren para Lima, proyecto en el que estaba involucrada la constructora brasileña Odebrecht. La Policía también ha detenido este miércoles a Luis Nava, ex secretario general de Presidencia, y Miguel Atala, ex vicepresidente.

CINCO EX PRESIDENTES ANTE LA JUSTICIA

Todos los ex presidentes que han gobernado en Perú tras el fin del régimen militar de 1980 se enfrentan a problemas judiciales.

Alan García, el último en sumarse a la lista, tiene prohibido salir del país durante 18 meses mientras es investigado por los presuntos delitos de colusión agravada y lavado de activos. A finales de 2018 decidió convertirse en el primer ex mandatario peruano investigado por los sobornos de Odebrecht en solicitar un asilo a otro país.

Ollanta Humala (2011-2016) es el único que ha terminado tras las rejas. El ex gobernante pasó casi 10 meses en prisión preventiva junto a su esposa, Nadine Heredia, acusados de haber recibido tres millones de dólares de la constructora brasileña para financiar su campaña de 2011.

Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) está siendo investigado por supuesto lavado de activos después de que se descubriera que su constructora Westfield Capital facturó 782.000 dólares a Odebrecht entre 2004 y 2007, cuando era ministro de Toledo.

Alejandro Toledo, por su parte, se encuentra en Estados Unidos, prófugo de la justicia peruana, a la espera de que se resuelva una solicitud de extradición. Está acusado de lavado de dinero, tráfico de influencias y colusión, por haber supuestamente recibido US$ 20 millones de Odebrecht a cambio de licitaciones.

Alberto Fujimori ha vuelto a la cárcel en enero de 2019 después de que la Corte Suprema anulara el indulto otorgado por Pedro Pablo Kuczynski.