El hallazgo de nuevas fosas clandestinas en México evidencia la crisis de violencia

444

El hallazgo de fosas clandestinas repletas de cadáveres es un síntoma de la violencia que se vive en México.

Tan sólo en los últimos tres meses, una serie de hallazgos en estados como Jalisco, evidencian la crisis de asesinatos y desapariciones que enfrenta el país en lo que se perfila como el año más violento de su historia reciente.

Según un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en México se registraron 1.143 fosas clandestinas del 1 de enero de 2007 al 30 de septiembre de 2016, de las cuales se extrajeron 3.230 cadáveres y/o restos humanos.

“Por la dimensión y las características de las atrocidades que atestiguamos, no dudamos que la crisis de violenciaque se vive es uno de los apartados más trágicos de nuestra historia y de América Latina en las últimas décadas”, señala el estudio ‘Violencia y terror: hallazgos sobre fosas clandestinas en México’, realizado por la Universidad Iberoamericana en colaboración con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos.

Según el documento, publicado en 2017, las entidades del país donde se registran mayor cantidad de fosas clandestinas son Tamaulipas, Durango, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Nuevo León. Sin embargo, en los últimos años, otras entidades como Veracruz y Nayarit han disparado el número de fosas clandestinas encontradas.

Una crisis de violencia que ha sido particularmente notable durante los meses de junio a agosto de 2018 en Jalisco y otras entidades del país, donde se han encontrado al menos 20 fosas clandestinas.