domingo, diciembre 4, 2022
24.5 C
San Pedro Sula
VER MAS

    El Instituto Nacional Cardio Pulmonar encaminado a convertirse en un “hospital verde”

    spot_img

    Tegucigalpa-. A raíz de la pandemia de COVID-19, el Instituto Nacional Cardio Pulmonar (Tórax) fue uno de los dos hospitales a nivel regional seleccionados para realizar un pilotaje de hospitales sostenibles o verdes por parte del Programa “Energías Renovables y Eficiencia Energética (4E) en Centroamérica” de la Cooperación Alemana y su contraparte en Honduras, la Secretaría de Energía.

    Desde su inicio, la pandemia golpeó fuertemente el Sistema Sanitario y las capacidades de los hospitales eran insuficientes ante la situación, es así como la cooperación alemana se identificó y dio la oportunidad de implementar un modelo de hospitales sostenibles para fortalecerles con medidas de ahorro de energía y proyectos de energía renovable.

    - PUBLICIDAD -

    Implementaciones en el Instituto Nacional Cardio Pulmonar
    Mediante un memorándum de entendimiento entre la Secretaría de Energía (SEN), Secretaría de Salud (SESAL) y la cooperación alemana (GIZ) se comenzó con la construcción e implementación de diversas medidas contando también con el apoyo de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

    Dentro de estas medidas se encuentran:
    Estudio de auditoría energética, mediante la cual se elaboró un análisis de evaluación del sistema eléctrico del hospital para identificar las oportunidades de mejora, áreas de mayor consumo y cuantificar los impactos que se obtendrían con las implementaciones.

    Estudio ambiental y de sostenibilidad, mediante el cual se atendieron las necesidades de mejoramiento de la gestión ambiental hospitalaria de forma que se identifiquen, valoren, prevengan, mitiguen y compensen los posibles impactos ambientales.

    También el análisis de la capacidad hospitalaria para la adaptación institucional a los nuevos desafíos asociados, primero por la necesidad de satisfacer la normativa ambiental nacional y, seguidamente, al sensible desafío técnico, humano y gerencial derivado de ser una de las principales instituciones en la línea frontal de combate a la pandemia del COVID-19.

    Implementación de un sistema solar fotovoltaico con una potencia eléctrica instalada de 110.40 kWp, compuesto por un total de 320 paneles de 345 W c/u y 7 inversores. Para el primer año de trabajo de estos equipos se espera una generación de 164 MWh.

    Implementación de un sistema solar térmico con una capacidad de almacenamiento de agua caliente de 5,500 litros, dividido en 3 subsistemas, uno de 1000 litros empleando tecnología tipo termosifón ubicado en la cocina, uno de 1,000 litros con sistema de circulación forzada para el edificio 5 y otro de 3,500 litros en el edificio 7 también con sistema de circulación forzada.

    Mejora en el sistema de iluminación, mediante sustitución de 1,404 lámparas fluorescentes por lámparas de tecnología LED y la instalación de lámparas solares en áreas abiertas del hospital.

    Instalación de dispositivos para ahorro de agua, se sustituyeron grifos para lavamanos y regaderas para baños en mal estado y la instalación de 300 dispositivos ahorradores de agua en la totalidad de los grifos y regaderas del hospital, con ello se logrará un ahorro aproximado del 40% del consumo de agua en el uso de estos dispositivos.

    Se donaron 12 refrigeradores especiales para almacenamiento de vacunas, medicamentos, sangre, reactivos y medios de laboratorio, con tecnología altamente eficiente y que operan con refrigerante que no daña a la capa de ozono, adicionalmente la donación de equipos móviles para mejorar la calidad de aire que incluyen filtros HEPA y lámparas UV para uso en los aires acondicionados.

    Elaboración de mural artístico, 60 metros de mural representando el desempeño de los colaboradores del hospital en la pandemia, los pacientes como el valor principal y la flora y fauna que prevalece dentro de las instalaciones.

    En términos de energía eléctrica, con las implementaciones desarrolladas en el Instituto Nacional Cardiopulmonar se lograrán ahorros aproximados de 335 MWh por año, evitando liberar a la atmósfera 216 tCO2eq, en beneficio de sus 789 trabajadores y sus más de 50,000 pacientes anuales.

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora