El interior del Titanic fue construido con Caoba hondureña

En el hundimiento del Titanic murieron 1514 personas de las 2223 que iban a bordo, lo que convierte a esta tragedia en uno de los mayores naufragios de la historia ocurridos en tiempo de paz. El Titanic fue construido en Harland y Wolff Shipbuilding en Belfast, norte de Irlanda en 1912, medía 269 metros de largo y 28 metros de ancho.

Entre sus pasajeros estaban algunas de las personas más ricas del mundo, además de cientos de inmigrantes irlandeses, británicos y escandinavos que iban en busca de una mejor vida en Norteamérica. El barco fue diseñado para ser lo último en lujo y comodidad, y contaba con gimnasio, piscina, biblioteca, restaurantes de lujo y opulentos camarotes para los viajeros de primera clase. También estaba equipado con una potente estación de telegrafía para uso de pasajeros y tripulantes y avanzadas medidas de seguridad, como los mamparos de su casco y compuertas estancas activadas a distancia. Sin embargo, y debido a las obsoletas normas de seguridad de la época, sólo portaba botes salvavidas para 1178 pasajeros,6​ poco más de la mitad de los que iban a bordo en su viaje inaugural y un tercio de su capacidad total.

El barco estaba compuesto por paneles y alacenas, pisos y escaleras construidas a medida, utilizando las mejores maderas, como el caoba de Honduras. El historiador Jack Nedell dejó ocultas en el libro «Around the world in 80 years» publicado a mediados del siglo XX Y ulgó la historia real del Titanic en el inciso número 5 del libro y revela el material del que había sido construido entre ellos destaca el caoba de Honduras, esta ha sido calificada como la mejor madera de ebanistería del mundo.