El Merendon sometido a vigilancia