El MEU acepta regresar a clases