Jonathan Rubio: «Dios es fiel y cuando cierra una puerta abre otra mejor»

El juvenil hondureño Jonathan Rubio reaccionó feliz e ilusionado con el reto que tiene luego de haber firmado por seis meses con el Gil Vicente de la primera división de Portugal.

Rubio pertenece a la Fundación Marcet de Barcelona, lugar donde él se preparó. «La verdad, fue Dios quien abrió esta puerta, Dios es fiel y cuando cierra una puerta abre otra mejor, me siento muy feliz y agradecido por esta oportunidad que tengo», ha declarado el jugador.

Jonathan, quien juega como media punta, ya se encuentra trabajando con el equipo. «Ya estoy integrado en el club, llegué el día lunes y el martes empezé a entrenar», dijo.