El país demanda reformas electorales que se establecieron en el dialogo