El roedor más grande del mundo tenía «colmillos de elefante» y mordía como un tigre

En 1987, arqueólogos descubrieron en Uruguay al llamado «Josephoartigasia monesi», un roedor similar a un cuy o conejillo de indias pero del tamaño de un búfalo, que vivió en la época del Plioceno hace alrededor de 3 millones de años.

Posteriormente en 2008 se iniciaron las investigaciones del fósil, encontrando que pesaba unos 1.000 Kg y era herbívoro, aunque se desconocía cómo utilizaba sus grandes incisivos de 30 centímetros.

Sin embargo, un nuevo estudio de la Universidad de York y la Hull York Medical School utilizó una técnica de reconstrucción del cráneo y simulación por computadora para determinar las presiones y estiramientos a los que fueron sometidos.

De esta forma se reveló que la fuerza del mordisco del roedor era de al menos 1.400 N -similar al de un tigre-, sus colmillos podían soportar una presión tres veces mayor y los utilizaba para defenderse de los depredadores y buscar comida.