El Sars-CoV-2 está mutando lentamente… y eso es una buena noticia

- Publicidad -spot_img

Todos los virus, mientras se replican al interior de las células que infectan, sufren cambios es su genoma. Por lo que el virus que ingresa en el organismo de una persona, puede no ser idéntico al virus que sale de ella para infectar a otra.

Estos cambios o errores en la replicación, son conocidos como las mutaciones.

- Publicidad -

El nuevo virus Sars-Cov-2, como todo los virus que tienen ácido ribonucleico (ARN) como material genético, por definición mutan con el tiempo.

La buena noticia es que el virus que causa la enfermedad Covid-19, muta pero no tanto como la influenza y los cambios que se han visto hasta ahora no son significativos ni plantean cepas nuevas que impliquen mayor contagiosidad o severidad de la enfermedad.

- Publicidad -

Esto es importante si se piensa en el desarrollo de una vacuna: en teoría, una virus estable podría ser más fácil de controlar con una vacuna, cuando esta exista, claro.

El virus que surgió en Wuhan el año pasado, hasta ahora ha tenido pocos cambios genéticos, según Peter Thielen, biólogo molecular del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins. Junto a su grupo ha liderado la secuenciación del virus para comprender mejor su composición y en una publicación del centro de noticias de esta universidad dice que “diseñar vacunas y terapias para una sola cepa es mucho más sencillo que un virus que está cambiando rápidamente».

Según Thielen, el virus influenza que también estudia, tiene muchas formas de cambiar y lo hace en cada temporada de gripe. “El Sars-CoV-2 es casi lo opuesto hasta ahora: está cambiando lentamente y debido a que no existe inmunidad al virus, no tiene ninguna presión evolutiva para cambiar a medida que se propaga a través de la población”, ha dicho en esta publicación.

Rafael Medina, virólogo y profesor asociado del Departamento de Enfermedades Infecciosas e Inmunología Pediátrico de la U. Católica, conoce a Thielen porque ambos estudian el virus de la influenza y ahora siguen de cerca lo que ocurre con el nuevo coronavirus.

“En general, en Chile y en todo el mundo, se ve que el virus Sars-CoV-2 se esta comportando como los demás virus corona, con una baja tasa de mutaciones. En repositorios públicos, hay más de 20 mil genomas completos y no se ven grandes diferencias entre ellos”, dice Medina.

“En los virus con ARN, es probable que en la etapa de copiar el genoma hayan errores, pero no son errores que se mantengan en el tiempo. Hay muchas mutaciones pero pocos cambios que se establezcan. Hasta ahora, es una sola cepa del virus la que está circulando en el mundo. Eso indica que hay pocos cambios en general y los que hay, se han producido en regiones del genoma que no tienen impacto en el virus”, advierte el virólogo de la UC.

Esto es bueno para la estrategia de vacuna que en su mayoría se están centrando en la proteína S que está en la superficie del virus y que es la que se adhiere a las células antes del ingreso. “El que por ahora el virus no cambie drásticamente en regiones importantes del genoma, es bueno porque significa que la estrategia sigue siendo útil”, insiste Medina.

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -

Boletín Informativo

Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

    No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

    Ultima Hora

    ACTUALIDAD

    - Publicidad -spot_img