miércoles, noviembre 30, 2022
29 C
San Pedro Sula
VER MAS

    El Secretario General delinea cinco grandes emergencias mundiales y llama a resolverlas

    spot_img

    “El COVID-19 sigue trastornando vidas, planes y esperanzas. La única certeza es más incertidumbre. Mientras tanto, las desigualdades crecen. La inflación está aumentando. La crisis climática, la contaminación y la pérdida de biodiversidad continúan. Nos enfrentamos a un caldero de inestabilidad política y feroces conflictos. La desconfianza entre las potencias mundiales está alcanzando un punto álgido. Y la supercarretera de la información se atasca de odios y mentiras, dando oxígeno a los peores impulsos de la humanidad”, advirtió este viernes el Secretario General de las Naciones Unidas.

    António Guterres presentó este viernes ante el pleno de la Asamblea General de la Organización las prioridades de su agenda de trabajo para 2022 para abordar “cinco alarmantes incendios globales que requieren la movilización completa de todos los países”.

    - PUBLICIDAD -

    En su trazo de las cinco grandes emergencias que aquejan al mundo, Guterres colocó en primer lugar la pandemia de COVID-19, alertando de la posibilidad de que la variante del coronavirus que siga a ómicron puede ser peor y reiterando la urgencia de detener los contagios sin valerse de este objetivo para socavar los derechos humanos.

    “Además, los gobiernos han impuesto restricciones desproporcionadas que penalizan a los países en desarrollo, estableciendo un tipo de ´apartheid´ de viajes”, dijo y agregó que las medidas que se tomen deben basarse en la ciencia y el sentido común.

    Tras resaltar la eficacia de las vacunas contra el coronavirus, denunció una vez más la desigualdad de acceso a la inmunización debida al acaparamiento de los países ricos: “La tasa de vacunación en las naciones de renta alta es siete veces mayor que la de los países africanos. (…) Los fabricantes producen 1500 millones de dosis mensuales, pero la distribución es escandalosamente desigual”.

    Destacó que al ritmo actual África no alcanzará la cobertura marcada por la estrategia de la Organización Mundial de la Salud para controlar la pandemia, de 70% de la población de todos los países para mediados de este año.

    Para superar esta falencia, llamó a los países y fabricantes a dar prioridad al suministro de vacunas al mecanismo COVAX y a crear las condiciones para la producción local de pruebas, vacunas y tratamientos en todo el mundo, lo que incluye compartir tanto las licencias de producción como los conocimientos y la tecnología necesaria.

    Asimismo, instó a combatir la desinformación sobre las vacunas, a la que calificó como “plaga”.

    Boletín Informativo

    Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

      No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

      Ultima Hora