El seguro social se suma al paro