Emergencia Mundial: rumbo a aumento de la temperatura de 2.7 ºC.

Comienza la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático.

ONU, Cambio Climático, Glasgow, 31 de octubre de 2021 – Tras una serie de informes y estudios que advierten de la necesidad de adoptar medidas urgentes para mantener al alcance el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1.5 ºC, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se ha inaugurado hoy con los objetivos clave de aumentar la ambición en todos los frentes y finalizar las directrices de aplicación del acuerdo.

- PUBLICIDAD -

«La devastadora pérdida de vidas y medios de subsistencia este año debido a los fenómenos meteorológicos extremos pone de manifiesto la importancia de convocar la COP26 a pesar de que los impactos de la pandemia aún se dejan sentir. Vamos camino de un aumento de la temperatura global de 2.7 ºC, mientras que deberíamos dirigirnos al objetivo de 1.5 ºC. Está claro que nos encontramos en una emergencia climática. Está claro que tenemos que hacer frente a ella. Está claro que tenemos que ayudar a los más vulnerables a hacer frente a la situación. Para hacerlo con éxito, es fundamental una mayor ambición», destacó Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático.

Una cuestión central es la prestación de apoyo a los países en desarrollo, especialmente en relación con el objetivo de movilizar 100,000 millones de dólares anuales para 2020. El apoyo financiero es crucial para todos los elementos del régimen del cambio climático, incluida la mitigación, pero también en términos de adaptación, creación de capacidades, transferencia de tecnología y varios otros elementos. Muchas Partes, especialmente los países en desarrollo, consideran que para avanzar hacia la plena aplicación del Acuerdo de París, primero deben cumplirse los compromisos anteriores.

La finalización de las directrices de aplicación del Acuerdo de París permitirá la plena aplicación de todas las disposiciones, lo que desencadenará acciones climáticas más ambiciosas por parte de todas sus Partes. En concreto, las directrices pendientes se refieren a los detalles en torno al objetivo global de adaptación, a la forma de informar de manera transparente sobre la acción y el apoyo climáticos, y al uso de mecanismos basados en el mercado y de enfoques no comerciales.

«No tenemos otra opción que hacer que la COP26 sea un éxito. Para ello, necesitamos unidad de propósito. Tenemos que salir de Glasgow con un paquete de decisiones equilibrado que refleje las posiciones de todos los países. Con una voluntad de compromiso entre las numerosas perspectivas podemos llegar a soluciones viables y ambiciosas que nos ayuden a mantener el objetivo de 1.5 ºC a nuestro alcance. Estamos dispuestos a trabajar con todas las Partes y a no dejar ninguna voz sin escuchar para alcanzar este importante objetivo», dijo Espinosa. 

Al haber sido pospuesta un año debido a la COVID-19 y tener que abordar temas de la COP25 celebrada en 2019, la COP26 tiene una enorme agenda más allá de los objetivos clave.

Boletín Informativo

Suscríbase para recibir nuestro contenido más reciente.

    No le enviaremos spam. Puede darse de baja en cualquier momento.

    Ultima Hora

    ACTUALIDAD