Empresas familiares constituyen el motor de la economía